Aquí tienes la receta para hacer un espresso digno de un buen barista:

INGREDIENTES:

  • 7-12gr de café recién molido, depende de tus duchas del tamaño del cacillo
  • 1 cafetera espresso usando agua purificada
  • 1 buen molino
  • 1 tamper (compresor de café)
  • 1 taza entre 50 y 70 ml

PREPARACIÓN:

Elige un buen café en grano de alta calidad y que sea fresco, cuanto más cercana sea la fecha del tostado mejor. Idealmente no deberías usar un café tostado desde hace más de 3 semanas ya que el café empieza a perder su aroma. La frescura del café es de suprema importancia.
Muele entre 7 y 12 gr de café en un buen molino, un buen café molido para espresso debería tardar en extraerse entre 25-30 segundos. Si se muele demasiado grueso entonces el agua pasará por él demasiado rápido, obteniendo entonces un café de baja extracción con sabor ácido, no dulce, salado y sin retrogusto. Por el contrario si se meule demasiado fino se compactará y el agua casi no puede pasar, dando lugar a un café sobre extraido que es amargo, seco, astringente, vacio. Un buen café espresso, molido correctamente, no debe ser ni ácido ni amargo, debe ser dulce, transparente, limpio, con acidez compleja y con un largo retrogusto.
Una vez molido el café, utiliza el tamper para comprimir el café y que quede homogéneo en el cacillo, la presión máxima que debes ejercer es de 196 Newtons.
Con la cafetera precalentada a unos 89-93ºC y siempre utilizando agua purificada. Coloca el café en la portafiltro y si has seguido todos los demás pasos necesitarás entre 5 y 8 segundos para que las primeras gotas renuentes de la crema del café aparezcan con un color avellana y una textura como la miel, y de 25 a 30 segundos para obtener el espreso perfecto.
Deberías ver una crema color avellana, llamada crema gruesa o espuma gruesa que aparece en la superficie adornando tu café. Al moverla y cortarla con la cuchara, se cierra de nuevo ella misma.
Saborea este momento con tu espresso perfecto, disfruta de su aroma intenso con notas a chocolate, a frutos, a flores y dulce, dependiendo del origen del café elegido.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.